Puesta a punto de tu COMANCHE

Se acerca el buen tiempo y con ello las ganas de volver a coger tu comanche y perderte entre la naturaleza. Si eres de los que viaja con tu remolque incorporado al coche, no te puedes olvidar de realizar una puesta a punto antes de ponerte en carretera.

  • En primer lugar, revisa los ejes de remolques, asegúrate que estén bien engrasados. Los ejes son los elementos principales del remolque, ya que se encargan de soportar la carga arrastrada y guían el movimiento de rotación. Además, gracias a su función de suspensión, te ayudan a conducir con mayor confort y seguridad. Te recomendamos que al menos los compruebes una vez al año.
  • Revisa la presión de los neumáticos para garantizar una buena adherencia a la carretera. Los neumáticos son uno de los elementos más importantes de un vehículo. Una presión por debajo de lo establecido provocaría una mayor resistencia a la rodadura, y por lo tanto, una menor seguridad y una pérdida del control sobre el vehículo. Y por otro lado, un exceso de presión disminuiría la adherencia al asfalto provocando vibraciones y un menor confort.
  • Comprueba que las ruedas de tu remolque estén en buen estado. Asegúrate que los tornillos de las ruedas estén bien prietos.
  • Revisa que todas las luces del coche funcionen correctamente, sobre todo si vas a viajar de noche. Haz un chequeo de la luz de posición, de cruce, de carretera, antinieblas, de freno e intermitentes.
  • Asegúrate de que la cabecera esté bien engrasada para evitar la fricción entre la bola y el acoplamiento. El enganche del remolque es el sistema mecánico que se fija al chasis de tu vehículo. Su buen mantenimiento es esencial para remolcar de forma segura.
  • Antes de iniciar el trayecto, te aconsejamos que abras la comanche y la ventiles bien. Además, si el remolque ya tiene unos años y lo quieres impermeabilizar, utiliza fabsil para impermeabilizar las lonas.

¡Si quieres conocer el remolque que mejor se adapta a ti, visita nuestra tienda online!

No Comments

Post A Comment